martes, 31 de octubre de 2017

Lotes de lomitos de atún en agua y aceite exceden límites permitidos de mercurio



El pasado 24 de octubre de 2017, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA), emitió una alerta 63 sobre el producto "Lomitos Van Camp´s Atún en Agua, lote X112440201-040 - Lomitos Van Camp´s Atún en Aceite Lote X263240101-007" se encontró que no cumplía con lo descrito y que estos lotespresentan niveles superiores a lo establecido en la resolución 148 de 2007. Este resultado se obtuvo de las actividades desarrolladas por el Plan Nacional Subsectorial de Vigilancia y Control en mercurio total en alimentos, en el cual se establecieron valores superiores al límite máximo de contenido de mercurio de 1.0 mg/kg [1].

Como resultado a los estudios elaborados, se crearon acciones de vigilancia y control al fabricante y se procedió con la búsqueda y detención de los lotes en cuestión.

Debido a lo anterior, el INVIMA recomienda a las personas que adquirieron el producto, evitar a toda costa el consumo o consultar al médico en caso de haberlo ya consumido.

El atún es uno de los alimentos más consumidos en el país, con cifras que se aproximan a los 80 millones de latas [2], de este se conoce que tiene múltiples aportes nutricionales como minerales, proteínas, ácidos grasos, vitamina D y omega-3 esencial para mantener una condición cardiaca buena al reducir los triglicéridos [3].

El ente regulador recuerda que a pesar de que el consumo de una única porción de atún con cantidades superiores de mercurio no implica necesariamente que la persona tenga problemas de salud, en población más vulnerable como las mujeres embarazadas, lactantes y niños que consumen de manera más frecuente la restricción de este alimento es mayor. Se sabe por estudios que la exposición a altas dosis de mercurio en estos períodos pueden tener consecuencias desfavorables para el desarrollo cognitivo, teniendo estos antecedentes históricos de países como Japón y la preocupación actual es por efectos neurotóxicos de este metal donde el consumo es moderado o alto [4].

Para evitar sobreexposición al mercurio, en la tabla 1 se exponen las recomendaciones de consumo de atún del INVIMA.

Tabla 1. Recomendaciones de consumo máximo de latas de atún para un consumo seguro.
Población
 A la semana
Al mes
Al año
Niños menores de 10 años
1 lata
4 latas
47 latas
Embarazadas, lactantes o que estén pensando en serlo
2 latas
8 latas
94 latas
Población en general
4 latas
15 latas
170 latas
Fuente: INVIMA

Se invita a realizar inspecciones de control y vigilancia a los procesos de distribución y comercio para poder aplicar las medidas sanitarias y sanciones. La población en general consumidora debe devolver el producto y denunciar  la presencia de estos lotes en supermercados o estantes de tiendas para que pueda ser recolectado en su mayoría.

Para mayor información, comunicarse con el INVIMA a:
PBX: 2948700 Ext. 3844 y 3846 o a los correos electrónicos:
-contactoets@invima.gov.co
-resultadoslab@invima.gov.co

Bibliografía

[1] INVIMA. Alerta sanitaria. "Lomitos Van Camp´s Atún en Agua, lote X112440201-040 - Lomitos Van Camp´s Atún en Aceite Lote X263240101-007". [online]. 2017. [Fecha de consulta: 25 octubre 2017]Disponible en: https://www.invima.gov.co/alimentos-y-bebidas-aler-sani/invima-alerta-sobre-el-producto-lomitos-van-camps-at%C3%BAn-en-agua-lote-x112440201-040-lomitos-van-camps-at%C3%BAn-en-aceite-lote-x263240101-007-pdf/download.html.

[2] ElTiempo. El tiempo salud (2016). Diez respuestas al riesgo de comer atún con mercurio. [online]. 2017. [Fecha de consulta: 25 octubre 2017]. Disponible en:: http://www.eltiempo.com/vida/salud/respuestas-sobre-el-riesgo-de-comer-atun-con-mercurio-57183 [3] Medlineplus. . Grasas omega-3: buenas para su corazón. [online]. 2016. [Fecha de consulta: 25 octubre 2017]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000767.htm

[4]Llop S., Ibarlucea J., Sunyer J. and Ballester F.. . Estado actual sobre la exposición alimentaria al mercurio durante el embarazo y la infancia, y recomendaciones en salud pública. Gaceta Sanitaria, 2013:27(3);, 273-278 

No hay comentarios:

Publicar un comentario